Todo sobre los armarios armeros

¿Es aconsejable tener un armero donde guardar las armas?

Indudablemente. En nuestros días, para las personas o empresas que deben utilizar armas, como es el caso de los cuerpos de seguridad del estado, es imprescindible contar con un lugar de gran seguridad donde poder guardarlas. El llamado armario armero, que  puede ser creado a medida, es el lugar perfecto para poder tener estas armas siempre bajo control y con la total seguridad de que nadie más podrá acceder a ellas, lo cual podría causar un grave contratiempo si ocurriera. Según la normativa que rige este aspecto, los diversos organismos competentes pueden decantarse por un armero, con unas características u otras, según sean no solo sus necesidades, si no también sus preferencias. Lo que es importante es ser responsables y no dejar las armas en cualquier lugar.

¿Qué garantías aportan estos armarios?

Cuando se necesita dejar las armas en un lugar seguro, los armeros son el lugar más adecuado para ello, ya que están homologados por la Intervención de Armas de la Guardia Civil.

¿Se puede encargar totalmente personalizados?

Sí. Se pueden hacer a medida tanto si son para armas largas, como si se necesitan para guardar las armas cortas. Se le puede indicar a la empresa las necesidades y deseos concretos y ésta lo llevaría a cabo, de no existir alguna incompatibilidad, la cual se explicaría y trataría de resolver por medio de alguna variación. Los modelos personalizados, también se suelen requerir, ya que en función del arma que vayan a contener las necesidades varían. En ocasiones, los armarios idóneos son los de una puerta. Otros clientes pueden preferir dos puertas.

todo sobre los armeros

¿A estos armeros se les puede añadir compartimentos en su interior?

Sí. A ambos tipos de armarios se les puede dotar de divisiones específicas para poder guardar también en ellos la munición por ejemplo, si así se desea. También se les pueden añadir soportes específicos donde poder colocar los cascos, o  anclajes concretos donde guardar  armas largas como pueden ser  los fusiles. Normalmente, las empresas de armeros venden varios tipos: los estandarizados, pero a los que se les puede añadir alguna personalización concreta, y los que se realizan completamente a media. Es decir son hechos al 100% como indique el cliente.

¿Cómo se guardan las armas cortas?

Basándose en el número de agentes que trabajen en una dependencia policial, estas armas se colocan en torres construidas de forma modular. De manera estándar, el modelo base está formado por diez compartimentos, pero existe una gran flexibilidad, ya que la cantidad de compartimentos puede variar según sean las necesidades de quien adquiera este tipo de modelo. Se pueden solicitar entre 4 y 12 puertas por cada una de las columnas, con cierre totalmente personalizable, ya que el bombillo de las puertas es multipunto de seguridad.

¿Qué mejoras se pueden incorporar en estos cierres?

Permiten la posibilidad de hacer varias copias de llaves extra, algo en ocasiones muy importante, y las cerraduras se pueden elegir amaestradas, con bulones y llaves de doble paletón, de doble intervención, o los llamados sistemas de bloqueo, muy recomendables cuando se desea controlar cuándo las armas son retiradas por los agentes (en el caso de trabajadores de empresas que necesiten utilizar un arma, lógicamente).

Más información