Ocultar tu caja fuerte

¿Cómo puedo ocultar una caja fuerte en cualquier estancia de mi hogar?

Sin duda alguna, las cajas fuertes son elementos externos que proporcionan un plus de seguridad a aquellos documentos o a aquellos bienes más preciados que se encuentran en el interior de tu hogar o de tu empresa.

En la actualidad, cada vez es más habitual y van integrándose en la fisionomía de cualquier estancia sobre todo y en especial para aquellas personas que manipulan tanto armas de fuego o aquellas que simplemente tienen la necesidad de proteger objetos valiosos económicos o sentimentales.

En este post encontrarás toda la información que necesitas para salvaguardar su presencia y no dar pistas a posibles individuos amigos de lo ajeno.

¿Por qué debes de hacerte con una caja fuerte doméstica?

Por su funcionalidad. Poseer una caja fuerte dentro de casa va a hacer que respires tranquilo ya que esos objetos de valor van a estar muy bien resguardados en un lugar de garantías y a salvo de  hurtos.

¿Cómo se puede esconder una caja fuerte de sobreponer?

Las cajas de sobremesa, quizás sean aquellas que puedan mejor anclarse al suelo además de a la pared sin necesidad de que estas sean empotradas. Por tanto, pueden ser consideradas de las  más habituales en cualquier hogar, sin embargo, esto no significa que sean las más adecuadas al menos para aquellos que tengan como prioridad la discreción ya que son las más complicadas de ocultar. Sin embargo, si ya cuentas con una de estas  podemos recomendar unos lugares donde su ocultación será más efectiva ante un supuesto robo:

  • El cuarto de los niños: Sí, aquí entre armarios, ropas y cunas siempre podrás encontrar algún rincón en el que colocar la caja sin que sea demasiado visible.
  • La cocina: Por muy extraño que te pueda parecer esta ubicación es precisamente el motivo por el cual la hace más efectiva. Como recomendación, puedes disimularla dentro de un armario, la alacena o en el interior del cajón con utensilios.

¿Piensas en la instalación de cajas camufladas de sobreponer?

Estos modelos tienen como particularidad el tipo de diseños y te preguntarás ¿por qué? Estos tienen bastantes formas y entre ellos las de paquete de galletas, cereales o libro. Este hecho lo hace más sencillo de camuflar ya que puede pasar perfectamente como un objeto cotidiano pero en realidad son pequeños refugios que guardan los objetos de valor a simple vista.

Aunque ofrecen cierta seguridad no se puede comparar con el resto de cajas fuertes de certificadas u homologadas, por lo que no son del todo recomendadas para objetos de mucho valor.

¿Quieres apostar por cajas decorativas?: discreción y elegancia

Este tipo de cajas decorativas, al igual que las anteriores, también pueden parecer adornos del hogar. El quid de la cuestión para poder ocultarlas consiste en exponerlas como si se tratara de un mueble más. A cualquier ladrón, estamos convencidos, le resultará difícil imaginar que una mesilla o tal vez en una cómoda o una pequeña librería puedan en sí actuar como caja fuerte.

Además, su atractivo también radica en que son decorativas elegantes y clásicos. Y sin perder un ápice de su seguridad, la cual se ve incrementada por su alto peso, motivo de sobra que logra evitar la tentación de llevársela a pulso. Son una forma elegante e inverosimil de ocultar una caja fuerte.

Más información